Fotografía de boda en Cantabria | Marta & Alberto

Fotografía de boda en Cantabria | Marta & Alberto

1200 800 antiwedding

No es la primera vez que hacemos fotografía de boda en Cantabria, pero sí es la primera vez que trabajamos como fotógrafos de boda en el Palacio de Mijares.

Marta y Alberto

Marta y Alberto nos conocieron gracias a María, con la que coincidimos en otro bodorrio de los que nos gustan (de esos con fiestón del bueno) y que encima como hace unas cositas super chulas, os dejamos su web para que le cotilleéis un poco (https://bespoketaller.com/). El caso es que todas las bodas en las que coincidimos con ella, molan de más y claro, esta boda en Cantabria no iba a ser menos (AVISO A MARÍA: QUEREMOS MAS BODAS CONTIGO PARFAVAAAARRR).

Para poneros en contexto, solo deciros que el nombre oficial de este evento, fue #bodorama2018, que tocó en directo Sastre (grupazo) y que Marta y Alberto se dedicaron una canción por sorpresa para ambos.

Tanto Marta como Alberto, nos enseñaron a tomarnos el día con calma y a disfrutar de cada momento sin prisas. Desde los preparativos con ambos, ella vestida con un maravilloso vestido de Beba´s Closet de manga larga y espalda descubierta, hasta las sesiones que tuvimos con ellos después de la ceremonia, nos hicieron sentir como dos invitados mas de su boda. Por supuesto, el vestido no podía estar mejor elegido (vais a comprobarlo en cada foto) y si además va acompañado de un fantástico ramo de bimflowers y tocado de mimoki, el look no puede ser más perfecto.

Además, tuvimos la gran suerte de disfrutar de un fantástico día en Cantabria (lo que no suele ser demasiado habitual), gracias al Palacio de Mijares, un lugar inmejorable para aprovechar la luz de atardecer del verano y a la vez unas instalaciones típicamente cántabras con una estética que conseguía reflejar a la perfección el ambiente de este día.

La ceremonia, que tuvo lugar en la Colegiata de Santillana del Mar, fue íntima y emotiva, como se podía esperar de esta celebración. Hasta pudimos ver a Marta dejar caer alguna lagrimilla por todas las bonitas palabras y gestos que les dedicaron.

Después de la sesión de fotos entre maizales y aprovechando los últimos rayos de atardecer, los novios acudieron al cóctel, montado al aire libre y con música en directo. Aunque pueda ser cada vez más común elegir una banda para amenizar estos momentos,  no es muy común que el grupo que toque sea el del hermano de la novia y que consiga engañar a ambos para que canten una canción para el otro. Así, tanto Marta como Alberto se subieron al escenario y cantaron “city of stars” de La La Land. Sinceramente, nos encanta que nos sorprendan en cada boda y poder retratar estos momentos únicos y especiales.

Y que decir del baile posterior a la cena… pues que fue un fiestón de esos en los que no hay nadie que no lo dé todo desde el minuto uno y con temazo tras temazo. En definitiva, sólo podemos agradecer a los novios darnos una boda en el Palacio de Mijares que no olvidaremos. Es genial ser fotógrafos de boda en Cantabria y más cuando es una pareja como la que forman Marta y Alberto. Tener la oportunidad de conocer a todo su entorno y sobre todo, disfrutar de él, no tiene precio.

Gracias Marta, gracias Alberto y gracias María por la parte que te toca. ;)